Directiva de Máquinas, 2006/42 CE (RD 1644/08)

Separación de las fuentes de energía

La máquina estará provista de dispositivos que permitan aislarla de cada una de sus fuentes de energía. Dichos dispositivos serán claramente identificables. Deberán poder ser bloqueados si al conectarse de nuevo pudieran poner en peligro a las personas.

La energía residual o almacenada en los circuitos de la máquina tras su aislamiento debe poder ser disipada normalmente sin riesgo para las personas. Se exige también que las máquinas incorporen medios para disipar cualquier energía almacenada que pudiera poner en situación de riesgo a los operadores.

El objetivo es mantener las máquinas en condiciones de seguridad mientras se realiza el mantenimiento o la limpieza. Con este fin, los operadores que realizan operaciones de mantenimiento mientras la máquina está detenida deberán poder aislar la máquina de sus fuentes de energía antes de intervenir, a fin de impedir que se produzcan eventos peligrosos, como la puesta en marcha inesperada de la máquina.

A tal fin, deberán colocarse medios de aislamiento que permitan a los operadores desconectar y separar de modo fiable las máquinas de toda fuente de energía.

Cuando se prevea que varios operadores puedan tener que realizar operaciones de mantenimiento de manera simultánea, el dispositivo de aislamiento deberá estar diseñado para que cada uno de los operadores de que se trate pueda colocar su bloqueo en dicho dispositivo durante el tiempo que lleve su intervención.

Admite una excepción a los requisitos que figuran en los tres primeros párrafos, en casos en que es necesario mantener la alimentación de energía en determinados circuitos durante las operaciones de mantenimiento a fin de garantizar unas condiciones de trabajo seguras. Por ejemplo, puede resultar necesario mantener la alimentación de energía para la información almacenada, para la iluminación, para el funcionamiento de herramientas o para la extracción de sustancias peligrosas. En tales casos, la alimentación de energía deberá mantenerse solo en los circuitos en los que sea necesaria, y deberán adoptarse medidas que garanticen la seguridad de los operadores, tales como, por ejemplo, impedir el acceso a los circuitos afectados o colocar señales o dispositivos de advertencia apropiados.

Las instrucciones del fabricante sobre el mantenimiento y el reglaje seguros deberán incluir información sobre la separación de las fuentes de energía, el bloqueo del dispositivo de aislamiento, la disipación de la energía residual y la verificación del estado seguro de las máquinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies